CUENTO DE NOCHEVIEJA

masd40

– Perdóname – dijo él.

– No. – dijo ella.

Él la miró tierno. Acarició sus manos. La atrajo hacia él y la abrazó. Le susurró al oído: “Compré tu cena preferida. Traje flores y fruta fresca. Preparé las copas. Perdóname y seremos felices. Iremos al cine, viajaremos por el mundo, esquiaremos en Baqueira.”

Sisifo dudó. Echaba de menos su piel, añoraba sus caricias. Todavía le amaba. Pero sabía que la piedra que había estado subiendo durante todo el año volvería a rodar ladera abajo si cedía, que tendría que empezar de nuevo y empujarla monte arriba un año más.

-No – dijo.

Sonaron los cuartos. “Perdóname”, volvió a suplicar él. Sonó la primera campanada. UNA. “No”. DOS. Le miró. TRES. Acarició su mejilla. CUATRO. Apoyó la cabeza en su pecho. CINCO. Escuchó los latidos de su corazón (el de él). SEIS. Escuchó su propio corazón. SIETE. Se apretó fuerte…

Ver la entrada original 71 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s