Las trampas de la memoria

La rata corre ahora por el pasillo más estrecho del laberinto. Al llegar al cruce, se para y olisquea en todas direcciones, sus pequeños bigotes temblando hacia el cielo abierto de la caja de pruebas. Dejo de apuntar y la miro, fascinado por su determinación y por la excitación que se desprende de sus […]

a través de Las trampas de la memoria — masd40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s